¿CÓMO CREAMOS AGUAS RESIDUALES?: UNA RESPONSABILIDAD DE TODOS LOS SECTORES DE NUESTRA SOCIEDAD

Por: Juan Pablo Herrera

Juan Pablo Herrera, 30 años

Técnico agrícola, estudiante de Licenciatura en  Gestión Energética y Ambiental-Universidad Galileo. Especialista en Tratamiento de Aguas Residuales. 

Me apasiona la naturaleza y la función holística que tienen todos los ecosistemas de los cuales somos parte. Me he dedicado al tema de aguas residuales y su tratamiento eficiente, ya que compone una problemática que cada vez será más grande en nuestro país y el mundo

Casi el 100% de nosotros, los guatemaltecos y otro número desconocido de extranjeros, han escuchado títulos de noticias como, “El Lago de Amatitlán está en peligro”; hemos leído noticias sobre otro lago famoso, el Lago de Atitlán, y cómo éste también peligra. Hemos participado en una o dos conversaciones sobre la contaminación de nuestros recursos hídricos en el país, o hemos incluso actuado en campañas de limpieza, donaciones monetarias a distintas iniciativas, o simplemente compartir la información sobre la realidad de nuestros lagos, ríos, lagunas, etc. 

Pero ¿cuánto hemos analizado acerca de las acciones pequeñas que suceden día a día, en la vida de toda persona que forma parte de la sociedad?, ¿cuánto conocemos acerca de la creación de aguas residuales y qué medidas hemos adoptado? Desde las aguas residuales más simples, las cuales empiezan en nuestro hogar, el trabajo,  la escuela/ universidad, o en donde estemos. 

Vamos a separar primero dos conceptos de forma sencilla: afluente y efluente, así como el nombramiento de la ley de descarga de aguas.  Esto nos ayudará a identificar el ciclo del agua en nuestras acciones diarias, desde lavar la ropa en una pila, hasta el proceso industrial más grande que podamos imaginar. 

  • Afluente: Caudal de agua que corre en ríos mayores, y desemboca hacia ríos menores continuamente, pueden desembocar también en lagos o lagunas, por medio de cuencas y microcuencas, esto cuando se subdivide en afluentes menores y efluentes naturales. En su naturaleza, proviene de agua de manantiales, nacimientos, arroyos unificados en un punto, lluvia, etc. 

Río Motagua, Guatemala | Aprende Guatemala.com

Fotografía por A. Tórtola. Río Motagua. 2021

  • Efluente: Puede venir de separaciones naturales, como pequeños arroyos que se separan de un río, o pueden ser desviaciones por actividad humana, como los dirigidos a la agricultura y a la industria. El efluente se convierte en un líquido con características no naturales las cuales, al unirse de nuevo a los afluentes o efluentes naturales, los contaminan. A menos que se les dé un tratamiento eficiente y óptimo. 

Veamos algunos ejemplos de aguas residuales en distintos rubros. Esta es una muestra de agua residual de un supermercado:

Imagen que contiene tabla, comida, vidrio, vino
Descripción generada automáticamente

  • Esta es una muestra de agua residual en un beneficio de café: 

Taza de vidrio con una bebida
Descripción generada automáticamente con confianza baja

  • Esta es una muestra de agua residual de una granja de cerdos: 

Una taza de vidrio con una bebida
Descripción generada automáticamente con confianza baja

  • Esta es una muestra de agua residual en una procesadora de pollos: 

Mano sosteniendo un vaso de vidrio
Descripción generada automáticamente con confianza baja

  • Esta es una muestra de agua residual de un carwash: 

Imagen que contiene tabla, cubierto, vidrio, nieve
Descripción generada automáticamente

Fotografías por Juan Pablo Herrera. Distintas PTAR en Guatemala, 2021. 

  • Acuerdo gubernativo 236-2006: Reglamento de la descarga y reuso de aguas residuales y la disposición final de lodos. 

Vamos a enfocarnos en el efluente que se crea a partir de actividades humanas, las cuales buscan satisfacer a dos puntos:  el mercado o el cumplimiento a las necesidades de la sociedad. 

Este tipo de efluente proviene de todas las actividades humanas, como mencionamos antes, desde lavar ropa en una pila, hasta el proceso industrial más complejo. Toda acción que realicemos a diario provoca un efluente residual, del cual debemos de estar conscientes y reconocer sus efectos en el entorno que nos rodea.

Tomando como ejemplo una casa en la ciudad de Guatemala, podemos nombrar algunas acciones que generan un efluente residual: los lavados en la cocina, el lavado del carro, al momento de bañarnos, el uso de los inodoros, y otros usos que le demos al agua. Todo este efluente debería dirigirse hacia algún lugar… Generalmente se dirigen hacia el sistema de drenajes municipales, los cuales se dirigen o deberían dirigirse hacia una planta de tratamiento de aguas residuales. 

Lo mismo es con los efluentes residuales que se generan en un supermercado, por ejemplo, donde hay cafeterías, lavado de alimentos derivados de animales, cámaras frías, etc. 

Ahora veamos un ejemplo más complejo, como una textilería, donde se utilizan tintes para la tela y demás componentes que se emplean para la ropa que vestimos, ropa de cama, etc. El efluente generado en una textilería debe también dirigirse hacia algún lado. Estas tendrán su propia planta de tratamiento de aguas residuales, o se dirigen a pozos de absorción, los cuales no realizan ningún tipo de tratamiento eficiente, sino que todo recae en el recurso hídrico natural más cercano, como manto freático, ríos y finalmente lagos o lagunas. 

Veamos algunos componentes de los efluentes residuales, así como sus siglas, con las cuales se reconocen fácilmente: 

  • N: Nitrógeno.
  • P: Fósforo.
  • SST: Sólidos Suspendidos Totales.
  • DQO: Demanda química de oxígeno.
  • DBO: Demanda biológica de oxígeno. 
  • pH: Potencial de hidrógeno. 
  • Coliformes: Bacterias contaminantes. 

¿Cómo es que nosotros contaminamos desde nuestra casa y no solamente los sectores industriales y agrícolas?

Cuando nosotros lavamos platos en nuestra casa, usualmente van restos de grasas, comida, sangre de alimentos como carnes rojas. Cuando utilizamos el inodoro, nuestros desechos contienen nitrógeno y fósforo, coliformes, etc. Cuando nos bañamos, dependiendo de los productos que utilicemos, irán agentes químicos. Todos estos desechos, se conocen como parámetros, los cuales son medidos al momento de analizar los efluentes residuales. 

En el área agrícola, se presentan parámetros más elevados conforme a nitrógeno y fósforo, los cuales son altamente utilizados en la agricultura convencional. Así como pesticidas y herbicidas, los cuales se convierten en agentes químicos contaminantes, que además son excesivos. 

En el área industrial, desde textilería o minería a procesos de matanza para alimentos de origen animal, se producen vastas cantidades de contaminantes en los efluentes, como tintas, metales pesados, y grasas, respectivamente. En la industria de alimentos derivados de matanza, como rastros, avícolas, y demás; se generan contaminantes en su mayoría como, nitrógeno, fósforo, grasas y SST. 

Con estos datos, nos damos cuenta que, todos somos parte del ciclo. Tanto generadores de efluentes residuales, como responsables por su tratamiento previo a su disposición final. 

El sector industrial en el país cuenta con muchas empresas responsables ya por el tratamiento de aguas residuales, buscando cumplir la norma de descarga de aguas y evitar la contaminación constante de nuestros efluentes naturales y afluentes. Por lo tanto, evita la contaminación de nuestros lagos y todo recurso hídrico enlazado al sector industrial. 

El sector municipal, donde entra el efluente creado mayormente por nuestros domicilios, también tiene el deber de velar por el tratamiento de las aguas residuales. Por lo tanto, implementan plantas de tratamiento bajo el cuidado de cada municipalidad en nuestro país. Sin embargo, este sector es el que menos control e inversión tiene en el tratamiento de los efluentes residuales. En consecuencia, se ven comprometidos nuestros recursos hídricos. Actualmente, las municipalidades no se rigen aún a la misma norma de descarga de aguas que el sector industrial. 

¿Cómo es entonces que se contaminan y degradan nuestros ríos y lagos con todos estos efluentes residuales? 

Cuando todos estos agentes contaminantes como nitrógeno, fósforo, materia orgánica, agentes totalmente externos a la naturaleza de los ríos y lagos, o como los tintes del área textil (DQO), llegan a los recursos hídricos, alteran su naturaleza y forma natural de funcionar. Debido a que se pierde por completo la estabilidad que mantiene en balance a toda la biodiversidad del lugar.  

Estos agentes contaminantes empiezan a saturar los sistemas hídricos, y el exceso de estos, hacen que los organismos vivos se encuentren exhaustos porque la cantidad de oxígeno en el agua se ve comprometida y aumenta la competencia por demanda de oxígeno, por lo que el sistema entero comienza a colapsar, llevándolos a la muerte. Dirigiéndonos hacia la vida de microorganismos benéficos para los sistemas, también se ven comprometidos, desde el cambio del pH natural, hasta la saturación de materia muerta debido al colapso del sistema. Todo esto ocasiona el declive de nuestros recursos hídricos, como lo hemos observado desde hace ya muchos años en nuestros ríos y lagos. 

¿Cómo podemos empezar a hacernos responsables? 

Primero, debemos de empezar a ser conscientes de los resultados de nuestras acciones, y vernos como parte de un todo. Segundo, no podemos culparnos entre sectores, ya que todos funcionamos para el otro, así que debemos empezar a hacernos responsables juntos. Además, les dejo estos consejos:

  • Educarnos sobre la legislación de aguas residuales  en nuestro país, cuáles se cumplen y cuáles no. 
  • Analizar nuestras acciones en el hogar; como ser más responsables en lo que dejamos ir en el lavado de platos, cuánto jabón utilizamos, separar las grasas y buscar empresas que lo reutilizan.
  • Ser más responsables en nuestra alimentación; debido a que tiene un fuerte punto en las cantidades de alimentos procesados que consumimos, con la contaminación que crean en el área de producción. Así como buscar opciones más orgánicas si es posible.
  • Sacar el máximo provecho a nuestras prendas de vestir, regalar las que están aptas o buscar empresas que reutilizan o reciclan las prendas.
  • Buscar y participar en voluntariados de limpieza de afluentes, ríos, lagos, lagunas, etc. 
  • Compartir la información y educación que recibamos, para que más personas estén conscientes que todos somos responsables de nuestros recursos hídricos. 
  • Estudiar y analizar a líderes políticos, ya que ellos tienen la responsabilidad de que las leyes presentes se cumplan y/o crear más leyes que generen oportunidad de recuperar nuestros recursos hídricos. 

REFERENCIAS

(Lenntech) ‘Wastewater Engineering’, Metcalf & Eddy, International Edition, 2003.

Análisis de Aguas Residuales, Torres A. Granada.

Deja un comentario